Los principales frentes electorales de Mendoza cierran este jueves sus campañas para las elecciones para gobernador y vice que se celebrarán el próximo domingo.

La dupla de Cambia Mendoza que busca retener el poder, integrada por el exgobernador y actual senador nacional radical Alfredo Cornejo y la diputada nacional del PRO Hebe Casado, se reunió con los representantes del sector turístico de los tres departamentos de la zona sur: San Rafael, Malargüe y General Alvear.

Los dirigentes les prometieron «seguir impulsando esta actividad en la región es sumamente importante en el peso de la economía local».

En caso de triunfar el domingo, prometieron la «federalización del poder político» en la provincia. Y en ese marco la sanrafaelina Casado dijo en su ciudad que abrirá allí una oficina de la vicegobernación justamente para descentralizar ese poder.

Cornejo, en tanto, se reunió con representantes del clúster ganadero de la provincia, abordando cuestiones fundamentales para el desarrollo del sector.

Al mediodía Cambia Mendoza cerrará su campaña en el club Andes Talleres.

En tanto, el peronista Frente Elegí, con la fórmula Omar Parisi-Lucas Ilardo, hará su cierre de campaña a las 16 en el camping de Luz y Fuerza.

El Partido Verde, con Mario Vadillo y Emanuel Fugazzotto, tendrá su acto a las 18 en el Parque Central de la capital mendocina.

Por su parte, La Unión Mendocina, con el diputado disidente del PRO Omar De Marchi y Daniel Orozco, separada del oficialismo, ya cerró su campaña en el Arena Maipú ante una multitud, ante la cual expuso sus propuestas sobre educación, salud, viviendas y seguridad.

«Estamos más que nunca en un feudo y para eso hemos venido en búsqueda de libertad, de liberar todas las fuerzas creativas y el talento que tenemos allí dormido», expresó De Marchi en el centro del escenario, mientras los asistentes cantaban «Cornejo tiene miedo».

La provincia de Mendoza está gobernada actualmente por el radical Rodolfo Suárez.

Suárez y Cornejo establecieron un acuerdo por el cual el gobernador actual, que fue candidato a senador suplente, completará los cuatro años de mandato de su antecesor, y el actual senador se presenta como candidato a mandatario provincial.

De esta manera, de resultar electo Cornejo, cada uno tendrá garantizados cargos políticos y fueros durante los próximos cuatro años: Suárez en la Cámara alta nacional y Cornejo en la Gobernación mendocina.

Como en Mendoza no hay reelección, en caso de no reformarse la Constitución, ambos dirigentes podrían volver a repetir la estrategia en 2027.

Fuente: (Télam)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *