La demanda de energía eléctrica registró en julio a nivel nacional un incremento del 1,9% respecto del mismo mes del año pasado, de acuerdo con un informe difundido este martes por la Fundación Eléctrica para el Desarrollo (Fundelec).

En julio de 2022, la demanda neta total fue de 12.638,9 GWh (Gigavatios hora), mientras que en el mismo mes de 2021 había sido de 12.407,8 GWh, lo que arroja un incremento del 1,9%; mientras que en la comparación mensual hubo un decrecimiento del 3,3%.

También, en la comparación interanual, la demanda residencial ascendió 0,5%, mientras que la comercial subió 5,2%, y la industrial creció 0,7%.

Sólo 5 provincias presentaron descensos en el consumo con respecto al año anterior: Chubut (-13%), Corrientes (-6%), Misiones (-1%), Chaco (-1%) y Entre Ríos (-1%).


· Mayor demanda

El consumo eléctrico en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense mostró una suba del 2%, que fue del 1,5% en el área de cobertura de Edenor y del 2,6% en la de Edesur, según datos provisorios de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

En cuanto al consumo por provincia o empresas, hubo 22 casos que mostraron ascensos, destacándose por sus subas porcentuales Catamarca (9%), San Luis (9%), Santa Cruz (8%), EDEA (8%), Santiago del Estero (6%), Córdoba (5%) y Formosa (5%).

Con alzas menores se anotaron EDES (4%), Río Negro (4%), Edelap (3%), La Pampa (3%), La Rioja (3%), Mendoza (3%), San Juan (3%), EDEN (3%), Tucumán (3%), Jujuy (2%), Neuquén (2%), Salta (2%) y Santa Fe (1%).

Fundelec remarcó que si bien «la generación térmica e hidráulica son las principales fuentes utilizadas para satisfacer la demanda» se destacó «el crecimiento de las energías renovables».

Al respecto, indicó que en julio la generación hidráulica se ubicó en el orden de los 2.474 GWh contra 1.818 GWh en el mismo período del año anterior, lo que representa una variación positiva del 36%, publicó Ámbito.

«Si bien se siguen observando bajos caudales en las principales cuencas, como Paraná, Uruguay y Comahue, bastante por debajo de las marcas históricas, también se destaca una mejora en algunas cuencas respecto a meses anteriores», acotó.

El consumo de combustibles terminó siendo menor en la comparación mes a mes, prácticamente en todas las categorías, reflejándose esto en un menor consumo específico en 2022, agregó.

Para lo que es gas natural, se observa un menor consumo al igual que el conjunto de los combustibles alternativos.

Así, en julio siguió liderando ampliamente la generación térmica con un aporte de producción de 55,40% de los requerimientos, las centrales hidroeléctricas aportaron el 18,70% de la demanda, las nucleares proveyeron un 5,57%, y las generadoras de fuentes alternativas un 11,82% del total, en tanto la importación representó el 8,51% de la demanda.

Fuente: APFDigital

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *