Superó en julio último los 857.760 puestos de trabajo formal constituyéndose en el nivel de empleo más alto en más de cinco años.

El empleo registrado en la población joven, entre 18 y 24 años, superó en julio último los 857.760 puestos de trabajo formal, lo que representa un acumulado de 33 meses de crecimiento, destacó hoy la Secretaría de Industria, en base a datos del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

Estas cifras constituyen el nivel de empleo más alto en más de cinco años, enfatizó el área a cargo de José de Mendiguren, y puntualizó que «si se lo compara con la pre-pandemia (diciembre de 2019), en julio de este año el empleo registrado de los jóvenes aumentó un 13,6%, lo que representa más de 103.350 puestos de trabajo adicionales».

Desde diciembre de 2019 más de 100 mil jóvenes consiguieron trabajo registrado, un incremento del 13,6%.

«Si hay un objetivo que nos propusimos desde el primer día de la gestión fue el de mantener el nivel de actividad y, en particular, defender los puestos de trabajo, porque entendemos que Argentina puede atravesar inconvenientes coyunturales pero solo garantizando el empleo para todos podemos empezar a construir una verdadera salida con desarrollo e inclusión», expresó De Mendiguren.

En esta línea, agregó que «en la nueva etapa que empieza a partir del 10 de diciembre con (el ministro de Economía y candidato presidencial por Unión por la Patria) Sergio Massa como presidente vamos a terminar de demostrar que para los jóvenes el futuro está acá, en nuestro país, y sobre todo en la industria».

Por su parte, el vicepresidente del Banco Argentino de Desarrollo (BICE), Raúl Sánchez, contempló en un posteo de X que este crecimiento del empleo joven «es fruto del sostenido ritmo de la actividad económica y de la promoción de la industria nacional que genera trabajo digno».

En cuanto al sector privado, los datos revelan que en julio de este año el empleo formal de los jóvenes creció 1,1% respecto al mes anterior, llegando a superar los 700.800 puestos de trabajo.

En términos generales para el sector privado, el rubro en el qué más se insertan los jóvenes en el país es comercio (22% del total privado registrado), seguido por industria (19%), alojamiento y gastronomía (12%) y servicios administrativos (10%).

Por otra parte, 22 de 24 provincias exhibieron aumentos en julio en términos anuales del empleo privado joven, dándose las mayores subas en Catamarca (+35,7%), La Rioja (+35,2%), Neuquén (+28,8%) y Salta (+21,9%).

A julio de 2023, los salarios más altos para los jóvenes en el empleo privado son pagados en el sector petróleo y minería (con un promedio de $ 519.683), seguido por suministro de agua y gas ($ 362.747 promedio) y finanzas y seguros ($ 300.481 promedio).

Fuente: (Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *