Hoy se celebra el Día de la Gratuidad Universitaria, declarado en 2007 para conmemorar el decreto que instauró el acceso gratuito a las universidades nacionales.

El 22 de noviembre de 1949, el presidente Juan Domingo Perón suspendía a través del Decreto 29337 el cobro de los aranceles universitarios. Esta medida permitió el acceso a la educación superior gratuita a todos los sectores sociales. 

El decreto sentó un precedente en términos de igualdad en América Latina, otorgando este derecho a personas de bajos recursos y de familias obreras.

La matrícula estudiantil ha crecido exponencialmente de 47.400 estudiantes en 1945 a los 2.000.000 que son hoy en día en todo el país. Reconocer y garantizar este derecho posibilita una igualdad  política, social y cultural.

El primer paso de este proyecto había sido la creación de la Universidad Obrera Nacional en 1948, luego convertida en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). La intención era servir como instituto superior de formación técnica y formar profesionalmente a la clase trabajadora y favorecer su movilidad social.

Un año después, a través del Decreto Presidencial N° 29337, el Gobierno estableció la gratuidad de todas las universidades públicas del país y el compromiso gubernamental para su financiamiento. Además le otorgó carácter institucional a la autonomía universitaria planteada décadas atrás por los reformistas. Sin embargo, la gratuidad constituyó un principio en disputa, ya que fue anulado en los gobiernos de facto para ser recuperado de manera definitiva con la apertura democrática de 1983 y reforzado con su estatus constitucional en 1994, que permanece vigente hasta estos días, en los que, además, hay incluidos sistemas de becas para que los sectores más desfavorecidos también puedan acceder a sus aulas.

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *