En enero la actividad de la construcción registró una baja de 5 por ciento interanual, luego de catorce meses consecutivos de crecimiento. Si se comparara con diciembre del año pasado, la caída mensual desestacionalizada fue de 3,9 por ciento, según el INDEC. 

En el gobierno, sin embargo, creen que se trata de un «respiro» en un sector que seguirá impulsando la actividad y, sobre todo, el empleo.

Uno de los motores de la reactivación de la actividad económica es la obra pública, que promueve el crecimiento del empleo. El tramo 2020-2021 cerró con la creación de más de 245 mil puestos de trabajo directos e indirectos y las expectativas para 2022 son positivas para el sector, que se muestra como uno de los más dinámicos en cuanto a ritmo de actividad. 

El Programa de Monitoreo y Evaluación de Políticas Públicas del Ministerio de Obras Públicas publica mensualmente el Informe de Coyuntura sobre Trabajo y Obra Pública, que pone a disposición del público información sobre la evolución del empleo registrado en el sector de la construcción, la estimación de los puestos de trabajo en el sector y expectativas a futuro de las grandes empresas, entre otros análisis. Según el INDEC, el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE) del Ministerio de Trabajo y el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), el promedio de aumento en los puestos de trabajo del sector de la construcción es del 18,5%, 17,2% y 22,8% respectivamente (en relación a noviembre 2020)

Tanto las estadísticas del OEDE como las del IERIC y del INDEC muestran que continúa el incremento intermensual de los puestos de trabajo que se evidenció a lo largo del año. El empleo registrado en noviembre de 2021 superó al de noviembre de 2019, mejorando los niveles alcanzados desde el inicio de la pandemia.

Además, según los datos publicados por el IERIC (noviembre-diciembre 2021), la mayoría de las jurisdicciones del país registra alzas interanuales en su cantidad de empleadores en actividad, al igual que los meses anteriores. En particular, las provincias del Norte son las que lideran el proceso de expansión de empleo: Catamarca y Chaco (con tasas superiores al 20%), seguidas por Jujuy, Entre Ríos y Tucumán. 

Durante la gestión de Cambiemos, ya había una contracción interanual del empleo en el sector de la construcción, que entre 2018 y 2019 fue del 4%. Mientras tanto, el impacto de la primera ola de la pandemia por el COVID-19 representó un descenso del 2019 al 2020 (un 25% aproximadamente). Esa dinámica se modificó a partir de la motorización de la obra pública.

Acercarse a los niveles récord

Según las cifras oficiales, en 2020 y 2021 se crearon más de 245 mil empleos directos e indirectos en obra pública. La estimación del cálculo se realizó a partir del análisis de 7.087 obras y proyectos relevados de los sistemas de gestión de la cartera que conduce Gabriel Katopodis, sus organismos descentralizados y empresas. 

Puestos de trabajo en construcción por año

En diciembre de 2021 se registró un alza del consumo de hierro redondo y aceros para la construcción respecto al mismo mes de 2020 y un crecimiento que duplica el uso de este insumo en 2018. De igual modo sucedió con otros insumos de interés, como por ejemplo el hormigón elaborado y el cemento Portland. 

Al analizar las variaciones del acumulado durante 2021, en relación al mismo período del año anterior, se observan aumentos del consumo del 69,5% en asfalto y del 40,4% en hierro redondo y aceros para la construcción. Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, el 61,4% opina que el nivel de la actividad no cambiará durante el período enero 2022-marzo 2022, mientras que el 32,2% cree que aumentará y el 5,7%, que disminuirá.

Por otra parte, quienes estiman una suba en el nivel de actividad durante el primer trimestre, la atribuyen a nuevos planes de obras públicas (33,4%), al reinicio de las mismas (26,8%) y al crecimiento de la actividad económica (24,6%), entre otros factores. A la hora de identificar las políticas que incentivarían al sector, las empresas que realizan principalmente obras públicas, mencionan las destinadas a la estabilidad de los precios (27,4%), a las cargas fiscales (27,6%), a los créditos de la construcción (21,6%) y al mercado laboral (11,9%), entre otras. 

Con respecto al tipo de obras que realizaron en lo que va del año, las empresas que se dedican fundamentalmente a obras públicas mencionan las obras viales y de pavimentación (25,7%), la distribución de agua y cloacas (15%), otras obras de arquitectura (12,9%), viviendas (12,3%) e infraestructura de transporte (8,1%), entre otras. 

Fuente: El Destape

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *