Se anticipan a un posible ciclo de enfriamiento de la economía, que reconoce el propio Milei, y delinean sus pasos a seguir. Referentes de la industria aseguran que el diálogo con el futuro oficialismo comenzó, aunque tímidamente.

Se acerca el 10 de diciembre, día de asunción presidencial para Javier Milei, y cada sector de la economía planea su estrategia para el día siguiente. Es el caso de las pymes, que comienzan a delinear el plan de contingencia para enfrentar los primeros meses de gestión que, según el propio mandatario electo, serán “muy duros”. Primeras comunicaciones con La Libertad Avanza, reducción de personal y acercamiento de propuestas, entre otras cuestiones de esta primera etapa.

Durante el fin de semana, Milei volvió sobre su idea de futuro a corto plazo: “Lo que proponemos es un ajuste ordenado. El impacto va a ser duro”, sentenció en una entrevista al canal LN+. Sin embargo, considera que las consecuencias durarán solo seis meses. De no realizarse las reformas necesarias, advirtió, el escenario sería de hiperinflación con el 95% de los argentinos por debajo de la línea de la pobreza.

Aunque insiste en que solo la clase política será la encorsetada, para el sector industrial la reducción del gasto de al menos 5% del PBI que trasciende desde el círculo de Luis Caputo, posible ministro de Economía, anticipa un período recesivo para la economía. Para mitigar el clima social, Milei asegura que la única billetera con mayores márgenes de acción será la del próximo Ministerio de Capital Humano, Sandra Pettovello. Pero las pequeñas y medianas empresas ya comienzan a delinear el porvenir del sector.

“En nuestro caso, desde la Unión Industrial de la región Rosario, hablamos muy fluidamente con nuestros empleados, tenemos un trato de cercanía con ellos, y nos estamos organizando con nuestras entidades de cúpula tanto a nivel provincial como nacional. Todos los países se esmeran fuertemente en cuidar su producción y su trabajo, con lo que esperamos no ser la excepción”, cuenta Román Guajardo, titular de la entidad.

Para Guillermina Esmoris, titular de la empresa Yumba, la situación plantea diversos matices. Por un lado, asegura que el empresariado mantiene cierta expectativa por la quita de restricciones al comercio exterior, tanto para cobrar divisas como para acceder a dólares para importar. “Hay una sensación de alivio en ese sentido”, asegura en diálogo con Ámbito. Sin embargo, también advierte que las pymes dependientes del mercado interno están en alerta por la apertura de las importaciones y posible pérdida de competitividad.

Por la misma situación es que Daniel Rosato, titular de Industriales Pymes Argentinos, adelantó que este martes lanzarán un comunicado solicitando un encuentro con el mandatario electo para acercar las propuestas que el sector necesita para poder competir, sin que eso vaya en detrimento de la industria nacional.

Lo cierto es que, hasta el momento, ninguna precisión sobre la próxima política industrial fue explicitada por Milei. Solamente reivindicó el modelo de apertura unilateral “a la chilena” y su asesor económico Darío Epstein fijó el plazo de dos años para la apertura total de importaciones. Algunas aproximaciones buscó la Confederación Federal Pyme, a cargo de Mauro González. Si bien no logró contactarse con el presidente electo, mantuvo un encuentro con el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos. Aunque admite que fue una “buena reunión”, González se fue sin mayores detalles. “Lo primero que te consultan los trabajadores es sobre su continuidad laboral. Esperamos medidas orientadas al sostenimiento del empleo, discutir la redistribución del ingreso y principalmente impulsar la sustitución de importaciones, pero Milei nunca mencionó a las pymes en su discurso”, cuenta el empresario a este medio.

Para Leandro Mora Alfonsín, economista especialista en industria, el próximo tiempo estará marcado por un sinceramiento de precios que impactará en costos y un enfriamiento de la demanda, generando “la intención de no renovar personal, al menos aquellos en período de prueba”. La llegada al círculo virtuoso que garantiza Milei tendrá sus costos.

En este contexto, el jueves la UIA realizará su conferencia industrial 29°. Desde la entidad la definen como “el evento anual más importante del sector”, donde son invitados autoridades de gobierno. La incógnita es si Milei concurrirá.

Fuente: (Ámbito)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *