«No impone ni condiciona», celebró Sergio Massa. Otros dirigentes del oficialismo respaldaron el arreglo. Gerardo Morales y Facundo Manes se anotaron entre los opositores que reconocieron la importancia del entendimiento.

Tras los anuncios del acuerdo alcanzado por el gobierno nacional con el Fondo Internacional, las declaraciones de apoyo hacia el entendimiento no tardaron en llegar.

El primero en pronunciarse fue el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien celebró: «Tenemos un acuerdo que no impone ni condiciona». «Es una muy buena noticia para el país. El acuerdo genera confianza, dentro y fuera del país. La deuda, como estaba, era un problema. El acuerdo es una solución», afirmó luego del anuncio presidencial.

Desde el entorno de Massa dijeron que el funcionario siguió de cerca las negociaciones y participó de todas las reuniones de trabajo para lograr el entendimiento. «Defendimos la reactivación económica. Con este acuerdo, vamos a poder seguir el camino de la recuperación y el crecimiento», aseguró el presidente de Diputados, quien pidió “responsabilidad y patriotismo» a la oposición para que el acuerdo consiga más “sustentabilidad” con respecto a la “deuda heredada”.

En un mensaje grabado en la residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández anunció los entendimientos alcanzados entre Argentina y el FMI y ratificó que el acuerdo “pasará por el Congreso”. El mandatario adelantó que el acuerdo «no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo” tampoco obliga una reforma laboral ni impone un déficit cero. 

La diputada nacional Victoria Tolosa Paz destacó que el acuerdo alcanzado por el Gobierno le «permite avanzar y seguir creciendo» al país. «El presidente Alberto Fernández acaba de compartir una excelente noticia para el país. El acuerdo con el FMI nos permite avanzar y seguir creciendo, y vislumbra la posibilidad de un futuro próspero para todos y todas», escribió la legisladora en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, Tolosa Paz agregó que «después de una larga negociación», se llegó a un acuerdo que «no impone ni condiciona» y que significa «una solución a un grave problema» que genera confianza «dentro y fuera de la Argentina».

«El default era darle la espalda al mundo. Pudimos defender nuestras prioridades, que son la reactivación económica, el desarrollo productivo, la educación y la justicia social», subrayó.

“Es el primer acuerdo con el FMI sin ajuste”

El subsecretario de Políticas de Integración del Ministerio de Desarrollo Social y jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, destacó por su parte que el acuerdo alcanzado «es el primer acuerdo con el FMI donde no habrá ajuste para mantener el crecimiento de Argentina».

«El acuerdo es muy auspicioso para la Argentina», dijo el dirigente social, en declaraciones a radio 10. El funcionario contó que habló con el presidente quien le aseguró, tal como dijo en su discurso, que no habrá imposiciones del fondo en cuanto a jubilaciones y políticas sociales.

«No hay ninguna restricción a ninguna de las políticas sociales ni de las políticas sanitarias en el acuerdo con el Fondo Monetario. No hay reforma laboral ni reforma del sistema jubilatorio y tampoco hay una restricción del crecimiento porque se mantienen las mismas pautas del presupuesto», remarcó.

Daniel Menéndez, diputado del Frente de Todos y referente de la organización Barrios de Pie, también celebró que el acuerdo se haya alcanzado sin ajuste social. «Saludamos la firmeza de este gobierno para lograr un acuerdo con el FMI que no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo y así dar continuidad a la recuperación de la Argentina», señaló.

Potenciar políticas sociales

También se hicieron sentir las adhesiones de los gobernadores. Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja, expresó «todo su apoyo» al presidente Alberto Fernández por la renegociación de la deuda que «permitirá potenciar las políticas sociales inclusivas que garantizan la justicia social».

«Este acuerdo permitirá potenciar las políticas sociales inclusivas que garantizan la justicia social y no tendrá cambio de fórmula previsional, ni flexibilización laboral ni despidos estatales», escribió el gobernador en su cuenta de Twitter. En ese sentido, Quintela afirmó que «es inminente» el acuerdo con el FMI y que en el mismo se «prevé una baja del déficit, preserva los derechos de las y los jubilados» y que también contemplará «más gastos en la obra pública».

También Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán, destacó el anuncio de Alberto Fernández. “El Presidente cumplió con la palabra empeñada. Decía que hay que honrar los compromisos y las deudas y Argentina va en ese camino”, dijo y subrayó que “lo importante es que se ha llegado sin un costo social dentro de la Argentina. Sin ajuste para los jubilados y sin devaluación que perjudique el ingreso de los argentinos”. Jaldo dijo estar «muy contento no solo porque Argentina cumple y honra las deudas», sino también porque «vamos a seguir gozando de ese financiamiento de todos los organismos internacionales que nos permiten realizar obras de infraestructura a lo largo y ancho del país, fundamentalmente en la provincia de Tucumán”, remarcó.

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, también sumó su apoyó por «el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI)», al que calificó de «razonable». «Es un acuerdo razonable que nos obliga a cumplir con nuestras obligaciones, pero no se relega el crecimiento de la Argentina», señaló el gobernador desde su cuenta de Twitter.

Melella destacó que «permitirá sostener la recuperación económica iniciada» y garantizará que los argentinos, seguimos ejerciendo nuestra soberanía manteniendo las políticas de crecimiento, desarrollo y justicia social». «Incluso no se verán afectados los planes de inversión en ciencia y tecnología, sin reforma laboral», remarcó el gobernador.

Fuente: (Página 12)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *