El decreto fue llamado Ley Padre Julio Lancelotti, en homenaje al cura católico que lidera la Pastoral de las Personas en Situación de Calle de San Pablo.

La población sin techo en Brasil aumentó casi 10 veces en la última década, saltando de 21.934 personas en 2013 a 227.087 este año, informó hoy el Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien lanzó un plan de 178 millones de dólares en beneficio de las personas sin hogar.

En un acto en el Palacio del Planalto, en Brasilia, el presidente Lula firmó un decreto que incluye una normativa que impide a los intendentes utilizar construcciones en los espacios públicos de las ciudades destinadas a alejar a sin techo, ancianos, jóvenes y personas con discapacidades.

El decreto, llamado Ley Padre Julio Lancelotti, en homenaje al cura católico que lidera la Pastoral de las Personas en Situación de Calle de San Pablo, forma parte de un programa más integral, denominado Plan Calles Visibles.

«Estas políticas públicas que aquí lanzamos vienen a cambiar la vida de estas personas, no hay nada más degradante que no tener un lugar donde vivir. Hay madres que tienen a sus hijos viviendo en la calle y si esta situación existes es culpa del Estado», sostuvo Lula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *