En horas de la madrugada de este lunes, las precipitaciones puso fin al siniestro desatado en la Isla Puente de la capital entrerriana.

Durante este domingo, brigadistas, Bomberos Voluntarios, zapadores y Prefectura trabajaron arduamente para controlar las llamas, pero sin apaciguar todos los focos. De este modo, si bien se informó que las tareas seguirían este lunes, las lluvias de la madrugada ayudaron a apagar el fuego por completo.

De las tareas participaron bomberos voluntarios y zapadores de Paraná, brigadistas de la Policía de Entre Ríos, y personal de Prefectura que colaboró con el traslado de las personas, con la coordinación logística de Defensa Civil y el Plan Provincial de Manejo del Fuego. El trabajo se realizó por tierra y por aire, con un helicóptero gestionado por el gobernador Gustavo Bordet.

Las altas temperaturas, la sequía y la bajante del río aumentan el riesgo de incendios. Desde el gobierno provincial piden a la población extremar las medidas de prevención: no hacer fogatas en lugares no autorizados, no arrojar fósforos o cigarrillos encendidos, y no tirar botellas plásticas o de vidrio.

Fuente: (Ahora)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *