El historiador y autor del libro “Argentina después de la convertibilidad (2002-2011)”, Alejandro Schneider, analizó los hechos y consecuencias de la crisis de 2001, en el marco de lo cual sostuvo que en aquel momento “la política tuvo un cimbronazo muy fuerte” y que hubo “un ordenamiento de los partidos tradicionales, el Partido Justicialista, la Unión Cívica Radical, que empiezan a dar una serie de respuestas ante la crisis”.

“Bajo el gobierno de Duhalde y de Néstor Kirchner empiezan a tomar una lectura de los acontecimientos, frente a lo que fue una de las consignas más movilizadoras de ese momento que fue ‘que se vayan todos’, o sea un fuerte cuestionamiento a sectores dirigenciales. Una de las lecturas que empieza a emerger por parte del sistema político institucional es la conformación de nuevas coaliciones de gobierno”, dijo a radio “Costa Paraná”.

En ese orden de ideas afirmó que emerge “el kirchnerismo, que integra el peronismo, sectores que habían integrado el Frepaso, sectores del ala izquierda que venían del Partido Comunista, sectores del peronismo tradicional, frente a un nuevo agrupamiento, un grupo más orientado a la centro derecha en torno a la ciudad de Buenos Aires y un grupo de ONG que empiezan a avalar la candidatura de Mauricio Macri y con sectores del radicalismo que había sido muy golpeado no solo por el gobierno de De la Rúa, sino también por el fracaso del gobierno de Alfonsín, que en una situación de crisis y de inflación tuvo que ceder el gobierno en 1989. De modo que son dos grandes bloques que van marcando eso”.

En el programa “Para empezar”, de la radio municipal de Paraná, el historiador dijo que en ese lapso no hubo una reivindicación directa a las recetas de derecha económica, al neoliberalismo. “Carlos Menem se perfila como el candidato de todo ese sector, que mantiene la política de seguir defendiendo la convertibilidad en 2003. Macri -continuó- todavía ahí no se presenta; posteriormente se va a presentar pero todavía con un discurso moderado, no abiertamente alineado y tampoco está todavía el sector ‘libertario’ o liberales de la escuela austríaca que encontramos en estas últimas elecciones, con el hecho de que Domingo Cavallo aparezca en televisión como si no hubiese pasado nada”.

En la charla radial, Schneider afirmó que “la situación de crisis en los últimos años, tanto a nivel mundial como a nivel nacional; sumado a la pandemia, sumado a toda una serie de fenómeno en los últimos años ha hecho que haya una especie de recuerdo, casi sin dolor, sin trauma que fueron los noventas, con esa idea de que hubo una economía estable, sin inflación, con una cierta cantidad de bienes importados, donde uno podía adquirir supuestamente una cierta cantidad de dólares».

«Hay una mirada una especie ideal que se ha ido reforzando en los últimos tiempos a contramano de las políticas restrictivas, contracíclicas, que han tomado los distintos gobiernos, con excepción de los dos primeros años del gobierno de Macri, que ya venía desde el año 2014, desde la gestión de Kicillof en el cargo de Economía, con una crisis que da respuesta, por un lado, a la caída del precio de las materias primas, en lo cual Argentina tiene un problema de fase estructural, con un problema concreto que es la dependencia de la exportación de commodities y la dificultad cada vez mayor del acceso al crédito».

«Esa situación, sumado a la situación económica internacional, sumado a la pandemia, y con los dos primeros años con alto endeudamiento del gobierno de Macri, donde parece que hubo una especie de renacer de que todo el mundo podía acceder al dólar y productos importados a costo del cierre de empresas, de ajustes hace ver a algunos sectores de la población como una época dorada».

«Yo creo que esa época dorada debido a los medios, debido a recuerdos, debido a campañas presidenciales que hacen eje en los ‘90 había un momentos dorados, vuelve a aparecer en los discursos, como el de Milei, que sigue diciendo que el mejor presidente que pasó en la Argentina fue Menem y que, en todo caso, el problema fue que no se avanzó más. Además recordemos -siguió- que estalla la situación en un contexto de recesión económica, en un contexto de 20 por ciento de desocupados, de una situación de pobreza en una de las crisis más grande que ha tenido nuestro país”.

Fuente: (Para Emperzar – Radio Costa Paraná)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *