La movilización convocada por organizaciones sociales de izquierda agrupadas en el Frente de Unidad Piquetera contará con columnas que partirán este martes desde distintos puntos del país para confluir el jueves en la Ciudad de Buenos Aires. 

Desde Ushuaia y La Quiaca se realizará una marcha federal convocada por el Frente Unidad Piquetera, que desde este martes recorrerá el país para culminar el jueves en Plaza de Mayo con una gran concentración bajo la consigna «Por trabajo y por salario, contra el hambre y la pobreza». La protesta es parte del plan de lucha que se trazó la coordinadora de las agrupaciones territoriales de la izquierda y que no pudo destrabar la negociación con el Ministerio de Desarrollo Social, especialmente después que el ministro Juan Zabaleta ratificara la decisión del gobierno nacional de no extender el programa Potenciar Trabajo a más beneficiarios, un cerrojo a la principal demanda de las organizaciones.

“La marcha refleja en cierto modo el estado de situación de los trabajadores en todo el país, que sufrimos el ajuste, la brutal inflación, el estancamiento económico y el sometimiento al FMI del gobierno y la oposición patronal”, sostuvieron desde el Polo Obrero, una de las organizaciones convocantes junto a Barrios de Pie, Teresa Vive, las dos vertientes del Frente de Organizaciones en Lucha, el MTR 12 de Abril, el MTR Votamos Luchar y otras organizaciones y coordinadoras que integran el Frente Unidad Piquetera. También adhieren sindicatos de base de distintas actividades, cooperativas y fábricas recuperadas.

Desde este martes, las cuatro columnas en que fue organizada la movilización federal comenzarán su recorrido hacia Plaza de Mayo desde las provincias del NEA, NOA, Cuyo y el Sur, con paradas y actos en distintos puntos de su trayecto. Según los organizadores, habrá marchas en “más de cien ciudades» del país.

La columna que arrancará en La Quiaca, en la frontera con Bolivia –con la participación de los principales dirigentes y referentes de Unidad Piquetera–, atravesará las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero y La Rioja. El miércoles por la tarde habrá un acto en Córdoba y desde allí la columna emprenderá rumbo a los barrios porteños de Liniers y Once, donde se sumarían organizaciones del oeste del conurbano bonaerense. También allí confluirá la columna que partirá desde San Juan y Mendoza, que hará un acto en San Luis antes de arribar a la Ciudad de Buenos Aires.

A su vez, a la columna que partirá este martes tras realizar un acto en el puente que une Chaco y Corrientes, se sumarán quienes provienen de Misiones y Formosa. Luego atravesarán Entre Ríos y harán un acto en la ciudad santafesina de Rosario, antes de partir por Panamericana hasta Retiro, donde se sumarán los manifestantes del norte del conurbano.

La columna del Sur, saldrá desde la fueguina Ushuaia y cruzará las provincias de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén. Quienes marcharán por la Patagonia cordillerana harán el miércoles un acto en La Pampa antes de salir hacia Buenos Aires. Los que provienen de la Patagonia costera realizarán un acto al llegar a la bonaerense Bahía Blanca y otro en Mar del Plata, donde se sumarán manifestantes de distintas ciudades y pueblos de la provincia de Buenos Aires.

Todos confluirán en la estación ferroviaria Darío Santillán y Maximiliano Kosteki (Avellaneda), donde se incorporarán las columnas del Sur del conurbano. Desde allí, juntos cruzarán el Puente Pueyrredón para entrar el jueves en CABA por Constitución en su camino hacia Plaza de Mayo.

“La marcha federal se está convirtiendo en un acontecimiento de masas en todo el país y se destaca la unidad de ocupados y desocupados, sin precedentes en los últimos años. Contra el ajuste, el hambre, la pobreza por el trabajo y el salario”, reafirmaron las organizaciones que integran Unidad Piquetera en la víspera de la movilización.

Las organizaciones sociales convocantes saben que el grueso del peso de la movilización –a pesar de la representación federal– recaerá sobre los movimientos con base territorial en el conurbano y la Ciudad de Buenos Aires. Pero sostienen que la movilización está ganando impulso ante la crítica situación social generada por el aumento de la canasta familiar, y especialmente de los alimentos. El jueves, cuando los manifestantes estén en Plaza de Mayo, el Indec dará a conocer el índice de inflación del mes de abril. 

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *