En un período de extrema sequía dentro del peronismo paceño en lo que se refiere a posibles proyecciones de candidatos para intentar recuperar el municipio que hace casi ocho años está en manos de Cambiemos – Juntos por el Cambio;  comienzan a surgir especulaciones que toman un poco más de fuerza en el inicio de este 2022. Será nuevamente alguien relacionado con la salud pública quien se le anime al, todavía invisible candidato de Sarubi?

Es Darío Engelmann el nombre que, no ahora, sino desde hace un tiempo atrás suena entre los posibles nombres que el peronismo de La Paz pueda subir al tablero en un momento en que no logra surgir nadie, ni desde afuera del ámbito municipal, ni de adentro. Todo se limita a las decisiones de los “jefes” en el quinto distrito electoralmente más importante de la provincia. Viejas costumbres y los mismos resultados. Un PJ que parece no haber aprendido la lección.

Si se habla de los Jefes, todo se limita a Castrillón (Sergio), Ballestena (Aldo) y Castrillón (Emilio), este último con una balanza bastante equilibrada entre detractores y seguidores. Después no hay nada más si es que nos referimos a lo que se denomina “estructura del partido”. Por afuera de esas rutas, hay un universo por descubrir, súper interesante pero al que nadie estaría (por lo pronto), apuntalando.

Nombres

Hijos de, socios de, abogados de, testaferros de….y así podemos continuar por varias líneas en este párrafo si es que le prestamos atención a los rumores que los propios operadores internos de la estructura peronista paceña ventilan a diario. Todos esos caminos llevan a la misma película, con un final teñido de roscas chiquitas para cuidar las quintitas de los nuevos poderosos en la ciudad. Pero de ideologías y construcciones de proyectos colectivos en beneficios de toda la población, nada, absolutamente nada.

Pero lo de Darío Engelmann, actual Director del Hospital 9 de Julio, amigo personal de la Ministra Sonia Velázquez; surgido de las líneas militantes Ballestenistas  desde donde se convirtió, no solo en responsable de uno de los nosocomios de salud más grande de la región, sino también en vice Pte. de la Junta de Gobierno de Yeso en el departamento La Paz,  hoy, de a poquito, casi como comiendo bichitos, construye una firme relación con el actual Diputado Provincial, Sergio Castrillón, e incluso afirman que, el propio Castrillón, que hasta hace poco tiempo atrás pensaba en reemplazarlo, ve con buenos ojos su posible proyección a la intendencia, claro que siempre dentro de una estrategia que le represente un reaseguro en la legislatura por cuatro años más, porque seamos claros, todo pasa por lo que tenga en sus planes Castrillón.

Se desvaneció

Primeramente se esperaba una proyección del hijo de Emilio, sobrino de Sergio, actual concejal, Álvaro Castrillón, pero nunca encontró ni las formas, ni las armas para instalarse como un político carismático, que le sume la percha de candidato a conducir los destinos de la ciudad. Pudo haber sorprendido a propios y extraños, pero tal vez no le nazca. Hoy prácticamente no mide como para repetir una banca en el HCD local. Ni siquiera se pegó a la labor política de su tío como para intentar cambiar este presente. La población, especialmente ligada al justicialismo, tiene necesidad de un liderazgo mucho más activo y cercano a la resolución de sus problemas diarios. Nada de eso surge de todas las bancas de la oposición en el Concejo Deliberante. Tampoco de la oficialista. Los Ediles de JxC no llegan ni a la cuarta parte de expresión intelectual o debate político que alguna vez dio un muy joven Bruno Sarubi en ese mismo lugar.

Se fortaleció

Dejando por un momento el gran enigma que representa, el que aún podría ser el sector más fuerte a la hora de contar con posibilidades reales de obtención de votos, como lo es el espacio de Ballestena, todo gira en torno a la arquitectura política de Castrillón, que necesita crear musculatura partidaria, es decir, ganar elecciones con armados propios.  

El nombre del Médico Odontólogo y la fuerza de su proyección es producto del boca a boca, nadie puede hacerse cargo de algún diseño electoral, si es que ya existe uno. Pero si aún no existe, es hora que el PJ se ponga las pilas ya que lo que no surge en este 2022, no surgirá más. El mango del sartén lo continúa teniendo la UCR local y parece que no está dispuesta a soltarlo por un largo tiempo.

Nadie aún escuchó declaración alguna de Darío Engelmann refiriéndose a sus intenciones. También es cierto que la gran campaña de vacunación contra el Covid-19 lo tiene muy ocupado. Dicen que en pocos días, se anunciarían inversiones importantísimas en materia de obras para sumar atenciones médicas de mediana complejidad en el Hospital.

Su co-equiper

En el Hospital, el Dr. Federico Cejas es el segundo de Engelmann en posición jerárquica. Cejas fue tentado una y mil veces para representar al PJ en las últimas contiendas electorales y siempre respondió con un rotundo “NO”.

Si buscan calidad humana, solidaridad al palo, compromiso con el más vulnerable, trabajo a destajo y desinterés, Federico Cejas lo reúne. A todo eso, hay que sumarle militancia, que también la tienen y es bien territorial. Sin embargo, nunca lograron torcerle su posición. Mucho menos cuando, desde su gran capacidad intelectual, ve y analiza en tremendo desmadre que es el peronsimo paceño desde hace por lo menos una década.

Historia de la salud en la política

Lo de Darío suena a una historia conocida en la política paceña, especialmente dentro del PJ. Es que el último candidato a intendente fue Leonardo Fonseca, médico odontólogo, actual Director Departamental de Salud.

El médico odontólogo Carlos Bilbao, actual Director de la UDAI La Paz de Anses, logró imponerse en una disputa interna que dejó los suficientes resagados como para luego perder en la general, momento en que Sarubi llegaba por primera vez al despacho de Moreno y Echagüe.

Con dos gestiones y media en el poder local, Francisco José Nogueira, médico Pediatra es otra de las figuras que acercaron el paradigma médico a la cosa pública. Actual Director del Materno Infantil en Santa Elena.

Tal vez sea la Dra. Lidia Nogueira, la que más podríamos acercar a la historia de Engelmann, ya que ella, médica otorrinolaringóloga, logró una significativa proyección luego de haber sido Directora del Hospital 9 de Julio, con experiencias novedosas trayendo a médicos pasantes cubanos a la localidad, convirtiéndose luego en secretaria de Desarrollo Social y posteriormente en la primera mujer electa intendenta.

El mismísimo Aldo Ballestena, actual Director del Ente Portuario en La Paz, fue tres veces electo consecutivamente Senador Provincial, es médico veterinario.

Sin dudas, el peronismo paceño continúa pululando entre los pasillos de los liderazgos con formación académica ligada a la medicina, tal vez sea ésta la mejor paradoja para cerrar estos párrafos en los que nos referimos a un partido que está en terapia intensiva hace mucho tiempo, un partido al que lo siguen vacunando y no reacciona. El PJ paceño, lejos de mejorar en sus condiciones generales, cada vez se perciben más fuertes sus síntomas y afecciones. El gran problema es el remedio con el que se empecina a seguir probando, la división interna.

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *