En nuestra provincia el último intento se dio por pedido de algunos sectores sectores del pj  que la pretendieron en 2018 cuando estaban enfrentados con Gustavo Bordet (después hubo reconciliación y unidad). No logró consenso por esa pipa de la paz que terminó, finalmente, en el segundo mandato del oriundo de Concordia y lista única.

Ahora, varios son los sectores del Frente de Todos que retomaron aquella idea. Fundamentalmente intendentes, legisladores, y dirigentes que lo están presionando a Gustavo Bordet, que cada día ve como se le esfuma el poder a pasos agigantados.

Aunque lo dicen solo por lo bajo, entienden que está jugando abiertamente para Frigerio con sus distintas decisiones y que de esa forma tienen chances de torcerle el brazo y poder competir para ganar. Dicen que están seguros que no quiere un heredero de su partido.

Algunos radicales también se ilusionan con ese proyecto, porque también se dan cuenta de la jugada del tándem Frigerio – Bordet que terminaría con sus aspiraciones. Tienen miedo que Frigerio retribuya con cargos de Gobierno éstos gestos de Bordet, en desmedro de los propios.

El peronismo de Santa Fe la mantuvo a la ley de lemas sin problemas entre 1991 y 2004. Fue el extinto Jorge Obeid quien promovió su derogación, luego de llegar al poder a pesar de haber obtenido menos votos que su rival socialista, el también fallecido Hermes Binner.

Se suprimirían las PASO y todo se definiría en un mismo acto electoral; cada partido estaría habilitado para presentar a las elecciones generales más de un candidato para un mismo cargo y todos los votos obtenidos por los candidatos de un mismo partido sumen para el que juntó más sufragios. Así de sencillo.

En esa oportunidad de 2018, se trataba de limitar el número de candidatos a llevar por un partido para el mismo cargo. Ahora hay distintas ideas, todas a discutirse. Bordet habló con la prensa amiga, y dijo que había 4, entre candidatos y su candidata Stratta.

Podrían competir la candidata de Bordet, Laura Stratta, con Enrique Cresto, Piaggio, y los sectores de Beto Bahl – Martín Oliva este último sin paraguas al no tener reelección como intendente de Uruguay. Sin excluirse entre ellos y sumar para un mismo partido.

Lo mismo para cambiemos en la que competirían Frigerio con el radical Galimberti o el intendente Schneider entre otros.

Discutían del tema, sabedores de que los borradores son estudiados por los asesores, dos prestigiosos abogados en un reconocido bar céntrico hoy a la mañana: un peronista, reconocido armador, con lazos con Senadores, Diputados e intendentes de ese partido, y un radical, que participó en gestiones radicales. Ambos coincidían que no era inconstitucional.

Cuando el río suena, agua trae….

Fuente: (https://www.davidricardo.com.ar)

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *