Con una profunda sensibilidad social, el Dr. Belén López, continúa haciéndonos partícipes de sus historias que, sumergidas en la cotidianeidad paceña, abraza reflexiones prontas a inquietar a cualquiera, no sin antes emocionar y cargadas de un subyacente compromiso con aquello que se puede cambiar…para mejor. En esta ocasión, nos habla de «otro» desaparecido en el río Paraná. Pescador, humilde, que remándole a la vida un día salió para nunca más volver. Lo que sucedió, solo el río lo sabe.


«Sábado después de las 11. Nublado y frío. La pendiente desciende por el final de calle 9 de julio. Las huellas en el barro nos guían pasando. Pregunto a algunos vecinos y me indican un pasillo irregular que se mete en el corazón del caserío bajo. El objetivo es tener un contacto con la familia de Ricardo. Un costero que hace casi tres meses que está desaparecido. Un día se fue a trabajar a la isla, donde tiene sus animalitos, pero no volvió a su casa. Se encontró su lancha encallada en la costa y volvió la perrita que siempre lo acompañaba, pero él no».

«La conversación se da con su mamá, su esposa, una de sus pequeñas hijas y una sobrina. La desazón por la situación, la falta de respuestas, las acciones realizadas sin resultado y una angustia clavada en el pecho que por momentos se trasuntan en lágrimas contenidas. Una familia atravesada por una situación que no tiene explicación y el tiempo que corre inexorable, alejando las posibilidades del hallazgo. Ricardo Agustín, 36 años. Desde el 11 de mayo pasado, su familia lo espera. Ricardo Agustín. De la ribera, costero, paceño. No olvidar… Uno de los nuestros».

Por Pcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *